Conocida también como pesca a la boloñesa, es un estilo o técnica al coup con carrete para atrapar peces blancos de buen tamaño y por supuesto, está clasificada como una modalidad deportiva.

Este tipo de pesca puede realizarse en mares, ríos, lagos y todo tipo de aguas, pero es necesario cuidar de la marea o podría afectar tu jornada completa. A continuación, te compartiremos las características de la pesca a la inglesa.

Ya sea con montaje con flotador fijo o corrido, es posible aplicar este método según la profundidad y así se evita que el lance tenga un exceso de línea, ya que a veces esto puede ser un inconveniente que interfiere en nuestros planes.

Es necesario crear un ángulo de inclinación de entre 75 y 85 grados, por lo que el lance debe ser por encima de la cabeza y con mucha fuerza. Mientras la línea está en el aire hay que ejercer toques a la bobina que contiene el carrete para que quede tersa en el agua.

Para la pesca a la inglesa, es necesario una caña telescópica con longitud de 3.6 a 4.2 metros con varias varillas. En caso de ser principiante, es posible utilizar una semiparabólica, mientras que para los expertos se recomienda una de acción de punta.

Es importante que el carrete sea ligero y con buena velocidad de recuperación, además de tener un freno progresivo, delantero o trasero. Esto garantizará una recogida muy suave. El cebo debe lanzarse en grupos de 5 o 6 para llamar la atención de los peces.

Principalmente, es posible capturar especies como carpas, bogas y barbos mediante esta técnica con ejemplares de entre 4 y 5 kilogramos, dependiendo del material de pesca que se utilice.

Contáctanos. En Redes e Implementos de Tampico nos especializamos en la venta de equipo para pesca deportiva a precios competitivos.